Doro ayuda a Arthur a cuidar de su esposa June | Doro Care
Pareja mayor sonriendo con unas flores de fondo Pareja mayor sonriendo con unas flores de fondo
DEMENCIA

«Puedo cuidar de mi esposa y que sigamos siendo independientes»

El marido de June, Arthur, tiene dificultades para cuidar de su esposa porque también sufre problemas de salud y ha sido diagnosticado de demencia precoz. Aunque June suele permanecer en la cama la mayor parte del tiempo, ha tenido episodios de levantarse repentinamente e intentar salir de casa. Esto solo ha sucedido durante el día, puesto que su medicación incluye pastillas para dormir que también permiten a su marido descansar.

Duermen en habitaciones separadas. A Arthur le preocupa, sobre todo, que su esposa se marche de casa o se caiga, ya que no puede estar vigilándola todo el rato. Tienen un perrito con el que le gustaría salir a pasear, pero no lo hace por miedo a dejar sola a su esposa. Su hija, que vive cerca, es quien se ocupa de sacar ahora mismo al perro.

 

El sistema de teleasistencia domiciliaria instalado incluía una alarma de humo, una pulsera de detección de caídas, una alarma social, una caja de seguridad para llaves, una alfombrilla de presión, un sensor de movimiento y sensores de salida en las puertas. Gracias a la instalación de este sistema de teleasistencia, Arthur podrá tomarse un respiro y salir a pasear con su perro, puesto que tendrá la seguridad de que el centro de control estará supervisando los sensores y, en caso de activación de alguna de las alarmas, la ayuda estará pronto en camino.

Arthur también podrá moverse con mayor libertad por su hogar, sin tener que estar pendiente en todo momento de June, gracias a la activación de una alarma en caso de que su esposa intente marcharse. Por otro lado, la pulsera de detección de caídas también permite a Arthur y al centro de control saber si June se ha levantado de la cama y se ha caído en cualquier momento. Arthur se siente mucho más seguro y tranquilo al tener este sistema instalado, y hasta puede salir a dar un paseo con su perro durante el día. Lo cierto es que Arthur tenía miedo de que lo ingresasen junto a su esposa en una residencia de la tercera edad si no conseguía mantener la independencia de ambos en su hogar. Por suerte, con ayuda del servicio de teleasistencia, no tendrán que abandonar su casa en un futuro próximo.